Granate Joyas Amatista Joyas Colgante, Anillo, Pulsera, Collar, Pendientes
Joyas Granate


El cristal como auto-ayuda.
El granate es un cristal muy conocido y utilizado especialmente en joyería. Aunque recibe su nombre de la variedad de color rojo, porque es la más frecuente, también los podemos encontrar en amarillo, marrón e incluso verde.
El granate nos ayuda a mejorar nuestras relaciones sociales, permitiéndonos comunicarnos y abrirnos al mundo de modo positivo. Por esta misma razón es un cristal fabuloso para las personas que se encuentran deprimidas o se sienten estancadas.
Es un cristal que activa las energías creativas y la imaginación, lo que te permitirá explorar nuevas ideas, nuevos proyectos y nuevos sueños. Ideal para las personas que no saben muy bien qué hacer con su vida.

Podemos aprovecharlo en meditación para activar y limpiar nuestras energías.

Abre nuestro canal intuitivo, limpiándolo para permitirnos escuchar la voz divina que hay en nuestro interior.

Es un poderoso afrodisíaco natural.

Por lo tanto este cristal se puede utilizar para cualquier tipo de meditación, y sin duda se verán reforzadas por su fuerza.
Ideal para el primer chakra.
La historia del granate se remonta a la Edad del Bronce (hace más de 5.000 años), época en la que esta piedra preciosa era muy popular entre los artesanos. Según las mitologías cristiana y judía, cuando la cólera divina nubló la tierra con tormentas ensordecedoras e interminable lluvia durante el Diluvio Universal, un granate rojo resplandeciente indicó el camino a Noé, dirigiendo finalmente su arca hacia la salvación.

A diferencia de otras piedras preciosas, los supuestos poderes de los granates pueden ser tanto protectores como destructores. Los cruzados engastaban granates en sus armaduras, creyendo que el poder protector de las piedras les conduciría a salvo. Algunas culturas asiáticas, en cambio, añadían esta piedra preciosa a las balas, creyendo que el poder destructor del granate aumentaría en gran medida el tamaño de la herida.
Se cree que el nombre de "granate" proviene de la fruta llamada "granada", que contiene semillas de color rojizo, parecido al color del granate.
A la hora de determinar el valor de un granate, el color es el factor más importante. El color debe ser intenso y uniforme con una tonalidad no demasiado clara ni demasiado oscura. Un buen granate no debería presentar imperfecciones a simple vista e inclusiones mínimas a la lupa. El tamaño también es un factor muy determinante para estimar el valor de la piedra.
Los granates en realidad son un grupo de minerales relacionados, que tienen una estructura cristalina cúbica con ligeras variaciones en su composición química. En total, hay siete tipos principales de granates que son Almandino, Piropo, Espesartina, Grosularia, Andradita, Rodolita y Malaya.


Es un cristal balsámico por naturaleza. Lo que significa que es absolutamente ideal para calmar nuestros nervios, serenar nuestro espíritu y nuestra mente. De este modo evita rápidamente, aunque de un modo sutil, que nos dejemos arrastrar violentamente por algún suceso y que seamos capaces de adaptarnos relajadamente a la nueva situación. Así las emociones se convierten en algo armonioso y no nos arrastran a estados de ánimo negativos como la tristeza, la depresión, la ira, etc.
Es ideal para aquellas personas que son excesivamente activas y que no encuentran el modo de descansar. Por esto mismo es un cristal fabuloso para conseguir dormir bien, y si bien no ayuda con los diálogos torturantes de antes de dormir, sí nos permite tomar una actitud mucho más serena y relajada.
Su energía es equilibradora de modo que ayuda para reestablecer la armonía de cualquier situación y emoción descontrolada.

En personas reprimidas, que son incapaces de expresar lo que llevan dentro abre un canal de comunicación para que salga a la luz todo lo que llevan dentro. Incluso despierta la sensibilidad en personas insensibles o llamadas comúnmente "frías". Puede ser una herramienta muy útil si se está bajo alguna terapia psicológica.

Se puede tener como piedra decorativa en la casa para mantener los ánimos serenos y la armonía energética. Es además ideal si se combina con alguna piedra o algo de color azul porque potenciará sus capacidades.

El cristal para el espíritu
Sin lugar a dudas, alguien que desarrolla el espíritu, realice las prácticas que realice no debería estar sin esta piedra que funciona en dos ámbitos principales.

Por un lado es un cristal que nos abre al desarrollo de nuestra intuición. De manera que nos ayuda a escuchar con mayor profundidad y precisión la voz de nuestro espíritu y de otros seres de luz con los que podamos querer contactar. En ese desarrollo se incluye no solo la limpieza de ese canal intuitivo, sino que también ayuda a que se vea amplificado, siendo por lo tanto origen de otras muchas "capacidades místicas" como la meditación, el manejo de energías y demás.
Por otro lado la piedra de luna, también llamada adularia, es una magnífica conexión entre el espíritu y el cuerpo. Es por ello muy útil para trabajar el mundo onírico y la meditación. Así, por ejemplo, puede ayudarnos a recordar nuestros sueños o a tener sueños más profundos y con más contenido. También puede mejorar la calidad de nuestras meditaciones haciéndolas mucho més profundas y enriquecedoras. Para aquellas personas que realizan viajes astrales, este cristal es muy útil para no desconectarse definitivamente de su cuerpo.

Es una de las piedras del segundo chakra, del sexto chakra y del séptimo chakra de modo que es fabulosa para activar la energía de estos importantes centros de poder.

Se recomienda para los desarreglos menstruales y de problemas endocrinos.También es útil para combatir el asma, los dolores de cabeza de toda índole y los procesos febriles.
Cura las impurezas de la piel.

Corresponde el chakra de la corona.

Afinidad con los signos: Acuario, Leo, Piscis, Géminis y Sagitario