Zafiro Joyas Amatista Joyas Colgante, Pendientes, Anillo, Pulsera, Collar
Amatista Joyas

Zafiro
Los zafiros, las joyas de los comerciantes



El zafiro es una de las cuatro piedras preciosas ms importantes del mundo, junto al rubí, el diamante y la esmeralda. Es de la familia corindón como el rubí distinguiéndoles el color. Se encuentra comúnmente en yacimientos ricos de rutilo, bauxita y hematita. Su composición química es una mezcla de óxidos de aluminio, hierro y titanio (responsable del color azul de la gema) y su fórmula química es Al2O3. Su dureza es de nueve en la escala de Mohs.



Los zafiros pueden ser de diferentes colores (excepto el rojo que es el color de los rubís), pero los más valiosos son los de color azul intenso o azul genciana. De hecho, el resto de los colores son considerados de fantasía.



Propiedades químicas del zafiro



No le atacan los hidrácidos excepto el ácido fluorhídrico. Le ataca de igual manera el ácido hexafluorosilícico, el ácido perclórico, su anhídrido y el agua regia en caliente. Sufre un fenómeno de amorfismo (se transforma e

n un mineral amorfo) a 2100 grados Celsius.



El zafiro en la historia



Los zafiros han sido buscados desde hace miles de años. Los antiguos persas creían que la tierra reposaba sobre un zafiro gigante y que su reflejo daba color al cielo. Por mucho tiempo esta piedra ha simbolizado la verdad, la sinceridad y la confianza. Al zafiro se le conoce como la piedra de los comerciantes y se dice que proporciona éxito a quien la lleva.



La tradición de la Torá hebrea cuenta que Moisés recibió los diez mandamientos sobre unas tablas de zafiro, lo que da a esta piedra un carácter sagrado. Debido a que esta piedra preciosa representa el favor divino, ha sido la piedra de predilección de reyes, emperadores y religiosos importantes.



También se le otorgaba poder medicinal, creyéndose que podía despojar a los hombres de las impurezas de los ojos. Los hombres antiguos consideraban el zafiro estrellado como un potente talismán.



Producción de zafiros



Los zafiros se producen en Sri Lanka, Birmania, Tailandia, Australia (Queensland Central), Camboya, Nigeria, Kenia, Tanzania, China, la India, Vietnam, Madagascar y Estados Unidos. Aunque la produccion de zafiros en Cachemira (India) y Birmania es escasa, es de estas dos regiones de donde proceden los zafiros más famosos y conocidos por su gran calidad. Los mayores productores de zafiros están en África, sobre todo Madagascar, y actualmente se han encontrado algunos yacimientos en Sudamérica. La Antártida es rica en este mineral pero, debido a su delicado equilibrio ecológico, se ha restringido la explotación.



Tailandia es el principal centro en el mundo de comercio y tratamiento de zafiros. La mayoría de las industrias de corte se encuentran en la región de Chanthaburi. Madagascar se ha convertido en el principal proveedor del mercado mundial, pues se han encontrado zafiros de una calidad excepcional. No obstante, la mayoría de las piedras de este país son compradas por mercaderes de Sri Lanka, quienes las venden en su país presentándolas como productos regionales.

Uso de los zafiros

El uso de los zafiros se restringe a la joyería y a algunas aplicaciones láser. Los zafiros sintéticos, coloreados con pequeñísimas cantidades de cromo y titanio, vienen fabricándose desde el año 1902 por el proceso Verneuil. Desde 1940 se empezaron a fabricar en los Estados Unidos, consiguiendo un gran éxito con los zafiros y rubíes estrellados, obtenidos introduciendo titanio.

Variedades de zafiros

Zafiro de Agua: es la variedad azul de la cordierita o dicroíta.

Zafiro blanco: corindón cristalizado, incoloro y transparente.

Zafiro falso: variedad del cuarzo cristalizado que presenta la coloración azul debida a inclusiones de pequeños individuos de crocidolita.

Zafiro Oriental: zafiro muy apreciado por su brillo u oriente.

Valorar un zafiro

Los zafiros más preciosos tienen un color vivo e intenso. Un velo gris o verde mezclado al azul reduce el precio de la piedra. Los de color pastel son más baratos y económicos que los de un azul intenso, no obstante costarán más caros que un zafiro muy oscuro. Los zafiros con buena proporción, buena repartición del color y con ausencia de inclusiones visibles son los más caros.

Los zafiros con una formacián particular de agujas de rutilo que se cruzan a 60 grados, pueden ser cortados en cabujón y provocar así que se vea una estrella de seis picos, dando lugar a un zafiro estrellado. Como en el caso de los rubíes, los zafiros estrellados son juzgados según la fineza de la estrella, de sus rayos y de la calidad de su color.

En la actualidad, la disponibilidad de los zafiros ha aumentado, ya que los muy claros y nebulosos y los muy obscuros, pueden ser calentados para aumentar la calidad de su color y su transparencia. Hoy en día, el noventa por ciento de los zafiros del mercado han sido calentados para conseguir que tengan el mejor color posible. No obstante, el calentamiento del zafiro no hace disminuir su precio.


Amatista Joyas